Martes, 03 de abril de 2012

El Lunes Santo se volvió a frustrar por una lluvia que sesgó las ilusiones de los cofrades y que empezó a derribar cofradías ya desde primeras horas de la mañana. 

Lo cierto es que la sucesión de estas tristes estampas, repetidas un año sí, un año también, nos están deparando récords cuanto menos curiosos y que se están anotando en el libro negro de la historia de la Semana Santa. 

El caso del Polígono San Pablo es sin duda paradigmático. 3 años consecutivos viéndose afectados por el líquido elemento y 2 veces ya sin poder salir a las humildes calles del barrio. No le ayuda el que no tenga apenas margen de maniobra horaria y ocupe prácticamente todas las franjas de la jornada. 

En casa se quedó también el Tiro de Línea que no pudo culminar el milagro del año pasado.

Por su parte, el Beso de Judas y San Gonzalo, alentándose la una a la otra y manejando partes sustancialmente más favorables a los que volcaba la AEMET en su página web y facilitaba a su vez a los medios, decidieron arriesgar y salir con un claro.

Ya cuando el Señor de la Redención ganaba metros a la altura de la Plaza de San Pedro, se oteaba en el horizonte una inmensa masa gris de nubarrones dispuestos a cargarse una jornada que aspiraba a acabar como la precedente.

Hubo tiempo, no obstante, para deleitarse con el andar festivo y acompasado entre costeros del paso de misterio y con el Paso de Palio que reviraba a continuación en la Plaza de Ponce de León con la marcha "Encarnación de la Calzá". 

Como quiera que el cielo anunciaba descarga, ésta se produjo cuando San Gonzalo se encontraba "en tierra de nadie" y La Redención se encontraba colmando de capas y merinos la Campana. 

El chaparrón se fue intensificando y los pasos de esta última quedaron refugiados en la Anunciación. La que mas sufrió sin duda fue San Gonzalo que se partió en dos, ya que el paso de misterio cruzó el puente para alcanzar la Magdalena, y la Virgen de la Salud se quedó en la capilla de la Estrella. No sabemos el porqué de esa decisión estando a unos metros la parroquia de la O. 

Según una última información, y por indicaciones del CECOP, parece que regresará al Barrio León el Domingo de Resurrección y sin música. Por su parte, el Beso de Judas lo hizo en un rápido traslado a Santiago entre las 21 y las 23 horas. 

Sin embargo, la buena cara se la puso al mal tiempo la cofradía de la Vera-Cruz que hizo estación de penitencia como hace siglos, sin pasos y con la reliquia del Santo Lignum Crucis que es titular de la cofradía. Se dirigió con celeridad a la Santa Iglesia Catedral y regresó sin el menor contratiempo a la capilla. 

Como era de prever, Santa Marta, Las Aguas, Las Penas y El Museo, no arriesgaron lo más mínimo en una tarde metida en agua. 

      ____________________________________________________________________________________

En Málaga, la cosa mejoró mucho antes. Crucifixión, Gitanos y Pasión "pagaron el pato" de ser las primeras del día.

Barruntándose tranquilidad al menos hasta bien entrada la madrugada, pudimos disfrutar de Dolores del Puente (emocionante callejeando por Echegaray y Comedias), Cautivo y Estudiantes. Esta última con una ligera mejoría en cuanto a su recorrido de vuelta desde la Plaza del Obispo con el cortejo más formado y los tronos andando a compás.

       _____________________________________________________________________________________

El Martes Santo ha empezado lloviendo, como no podía ser de otra manera. La tarde se torna complicada para las cofradías malagueñas que ya el año pasado se llevaron un buen susto. 

La última hora en Sevilla es que El Cerro no sale. Y lo que es peor, lo que sigue sin salir es la ilusión y la entera tranquilidad del cofrade, que anda estos primeros días con el corazón encogido por el tiempo. Lo perdido ya es irrecuperable, pero aún queda pabilo que encender.


Publicado por tontodecapirote84 @ 13:42  | Sevilla
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios